top of page
Buscar

SOMOS CUIDADORAS DE NUESTRA COMUNIDAD

Boletín Informativo de la Colectiva Feminista en Construcción

Mayo 2024


Durante el pasado mes de abril, en saludo a a la primavera, continuamos luchando contra el desplazamiento y la gentrificación, asumiendo el cuidado colectivo de nuestra comunidad.

 

Río Piedras ha resistido durante mucho el abandono gubernamental, la mala planificación en la construcción, la desatención de personas y corporaciones privadas, que no se hacen cargo de sus edificios abandonados. Y en tiempos más recientes, le hacemos frente al cierre de oficinas de servicios públicos, el alza en las rentas, la privatización de servicios —como la educación—, el nefasto proyecto de canalización del río Piedras y el desplazamiento provocado por los beneficiarios de la Ley 20 y 22 y los Airbnb’s. La respuesta comunitaria ha sido enérgica y valiente: defenderemos nuestro derecho a ser y permanecer en nuestra comunidad. 


Tal como dice la plena de nuestra comunidad, Río Piedras “es un pueblo vivo que trabaja, goza y resiste”, y también somos un pueblo vivo que creamos y sostenemos espacios de libertad, solidaridad y amor para el disfrute colectivo de quienes aquí residimos. En estos tiempos construimos otra vida creando soluciones que atiendan las necesidades que tenemos como comunidad, ocupando y resignificando aquello que ha sido abandonado para hacerlo florecer. 


“Somos cuidadoras de nuestra comunidad” es una consigna que nos invita a pensar en los pequeños y grandes cambios que podemos hacer en nuestras comunidades. Porque cuando juntamos nuestras voluntades y capacidades para servir, para amar y crear junto a otras, creamos entornos de empatía, respeto y solidaridad para todas. De espacios abandonados y con escombros, rescatamos y ocupamos para crear proyectos de arte y cultura. De falta de espacios para la juventud, creamos parquecitos para el sano disfrute. En paredes vacías pintamos murales para educar sobre una cultura de paz y amor hacia el prójimo. Resistimos cada embate del desplazamiento con espacios de orientación y apoyo entre vecinas, con la creación de fondos para el sostén de quienes se ven obligados a salir de sus casas. La organizadora Grace Lee Boggs dijo, que es desde la acción comunitaria que se producen cambios en los sistemas vivos, no desde arriba sino desde adentro, a partir de muchas acciones solidarias que ocurren simultáneamente. 


UN ESPACIO EMERGENTE

Una comunidad no se construye solamente por la cercanía geográfica entre personas. Es un proceso que ocurre mientras compartimos experiencias, tejemos redes y accionamos juntas con el objetivo de lograr la transformación que anhelamos. Por eso, accionamos en proyectos que nos acerquen y atiendan necesidades inmediatas en comunidad:


LA TRANSFORMACIÓN DE LA CALLE ROBLES

Queremos transitar por calles que representen el espíritu de solidaridad, resistencia y alegría de nuestra comunidad. Por eso, junto a estudiantes de la Escuela Ramón Vilá Mayo, pintamos girasoles, abejas y panales para embellecer la Calle Robles, aledaña a la escuela. También pintamos los postes de color violeta, un color que representa las luchas de las mujeres por la equidad y en contra del discrimen. Nuestras niñas merecen crecer en ambientes de paz y entornos saludables. Al pasar por la calle Robles, tengamos presente que transformar los espacios comunes en unos más amables, son parte del legado que le dejamos a nuestra niñez y juventud.


UN HUERTO COMUNITARIO

El Huerto Jardín Sembrando Rebeldía está ubicado en #55 Calle Robles, entre El Ensayo y el local de la Colectiva Feminista en Construcción. El huerto será un espacio compartido y colaborativo para conectar con la tierra, aprender a cultivarla, proteger y embellecer nuestro ambiente. Los huertos nos proveen un espacio de disfrute y de compenetración con nuestras vecinas y con la naturaleza. En nuestro huerto habrá plantas medicinales, flores, risas y mucho apoyo mutuo. Con nuestro huerto Sembrando Rebeldías nos sumamos a otros huertos hermanos en Río Piedras, que nutren el entorno riopedrense. 


PARQUECITO DE LA ROBLES

En el #69 de la Calle Robles tenemos el parquecito de la Calle Robles, un espacio recreativo para el disfrute de la comunidad. Está comprobado que los espacios verdes no solo brindan un respiro al ajetreo diario de la ciudad, pero también ayudan a disminuir la fatiga mental y aportan a nuestro bienestar psicológico y emocional. Queremos que el parquecito sirva para encontrarnos y para el sano disfrute para todos, mientras aporta al bienestar de cada una de las personas que trabajamos, transitamos y vivimos aquí. 


LOCAL DE LA COLECTIVA FEMINISTA EN CONSTRUCCIÓN

Con la ayuda de la donación de colaboradoras, el trabajo de recaudación de nuestras integrantes y el apoyo de Grassroots International y del Collective Future Fund, nuestra organización logró adquirir un edificio abandonado por más de 10 años en la Calle Robles. La nueva Casa Cole, será un espacio laboratorio de acción y formación política por el bienestar del país y la comunidad. Casa Cole requiere de una rehabilitación profunda, de mucho trabajo para que podamos habitarla. Confiamos en que contaremos con la colaboración y el apoyo de muchas manos que crean en la visión de transformación social a la que apostamos: construir otra vida desde y para la comunidad. Casa Cole encarnará los principios del país que estamos construyendo: emergente, solidario, colectivo.


Estos proyectos son nuestros y para nosotras. Son espacios que emergen de la esperanza radical como acción y decisión para encaminar la vida digna que queremos vivir. Si vives en Río Piedras y quieres hacerte parte de algunas de estas iniciativas, cuidando el huerto, el parquecito o aportando al mantenimiento de la calle, escríbenos o llámanos al (787) 444-0978 o (787) 392-7526.




Comentarios


bottom of page